jueves, 11 de octubre de 2012

Lemas latinos en los Estados Unidos de América


Mientras que en Sudamérica se ha dado gran importancia a los escudos de armas, en los Estados Unidos de América, siguiendo la tradición británica, se valoró más el sello (seal) como distintivo de cada ciudad o estado.
La costumbre de llamarlo "Gran Sello" (Great Seal) proviene del hecho que en Inglaterra, desde la época del rey Juan I "sin tierra" ( † 1216), existía un "gran sello" del rey para los asuntos de gobierno y un "sello pequeño o privado" (privy seal) que se usaba para los asuntos privados del soberano.
De todos modos muchas veces estos distintivos que aparecieron como sellos para los documentos oficiales, con el tiempo se han convertido en auténticos escudos de armas. Veamos algunos ejemplos.

Sic semper tyrannis : en el sello del estado de Virginia. El sello fue creado por una comisión en 1776. La frase no pertenece a ningún autor clásico y probablemente fue ideada por el mismo comité (quizás por George Wythe, 1726 - 1806, un destacado jurista y buen conocedor de la literatura clásica), para sintetizar el espíritu de la revolución estadounidense contra la tiranía del rey de Inglaterra. En cambio es muy improbable la conexión entre esta frase y el asesinato de Julio César, pues difícilmente hubiesen comparado la independencia de Inglaterra con la traición de Bruto. La confusión puede provenir por el hecho que John Wilkes, el asesino del presidente Abraham Lincoln, en su diario cita esta frase y compara su acción a la de Bruto.
Aunque el lema no tiene verbo, la ilustración que la acompaña no deja lugar a dudas: Virginia "siempre [tratará] así a los tiranos".

En el sello del estado de Carolina del Norte.
Esse quam videri : este lema fue elegido por el jurista e historiador Walter Clark y fue introducido por el senador Jacob Battle en 1893. La frase está tomada de un pasaje del ensayo De Amicitia, 98, de Cicerón:
Pero yo no hablo ahora sobre la virtud, sino sobre el aparentar virtud.
Ego autem non de virtute nunc loquor, sed de virtutis opinione.
Pues muchos no tanto quieren estar dotados de virtud como aparentarla.
Virtute enim ipsa non tam multi praediti esse quam videri volunt.

En este contexto el lema se traduce: "ser [virtuoso] más que parecer".


El sello del estado de Carolina del Sur, adoptado en 1776, contiene varios lemas creados por la misma comisión. En torno a la palmera:
Animis opibusque parati : "provistos de ánimos y recursos". Hace alusión a la riqueza de la región y a la rapidez con la que allí prendió del movimiento independentista. De hecho Carolina del Sur fue la primera república de América.
Quis separabit : "¿Quién nos separará?". Referida a la unión de los primeros estados confederados. La frase parece paragonar aquella famosa de san Pablo: "Quis nos separabit a caritate Christi? " (Rom 8, 35).
Meliorem lapsa locavit : "Colocó una mejor que la que cayó" : referencia al derrotado régimen monárquico inglés que es suplantado por un gobierno independiente.
Y en torno a la imagen de la Esperanza:
Dum spiro, spero : "Mientras respire, tengo esperanza". La frase recuerda una de Cicerón: "ut aegroto, dum anima est, spes esse dicitur" (Ad Atticum, lib. 9, litt. 10, 3). También recuerda otra de Séneca: "omnia, inquit, homini, dum vivit, speranda sunt". (Ad Lucillium, li. 7, litt. 70, 6).


En el gran sello de los Estados Unidos (great seal of the United States). Este sello tardó 6 años y pasó por tres comités hasta que finalmente en 1782 Charles Thompson estableció sus elementos. Pero el formato actual fue diseñado en 1885 por James H. Whitehouse de Tiffany & Co. que cambió el estilo realista por el heráldico.
En la parte frontal se lee:
E pluribus unum : "Uno [formado] de muchos ". Una alusión a la confederación que formó la nación. La frase pertenece a san Agustín, el cual hablando sobre la amistad dice: "quasi fomitibus flagrare animos et ex pluribus unum facere" (Confesiones, 4, 8). Pero los creadores del sello quizás lo tomaron de un popular revista de la época (Gentlemen's Magazine) que usaba esa frase como lema.
En el reverso hay dos frases:
Annuit coeptis: "aprobó lo que ha comenzado". frase que alude al auxilio de la providencia divina (representada por el ojo en un triángulo) en la lucha por la independencia.
Novus ordo seclorum: "un nuevo orden para el mundo" o "una nueva era". Que está acompañado (al pie de la pirámide) con la inscripción del año de la revolución: 1776, el cual fija el inicio de una nueva era. De hecho saecla (= saecula) no significa solo "siglo" (o sea 100 años), sino también "época", "el mundo" o "la vida del mundo".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada