martes, 6 de septiembre de 2011

¿Harry Potter? Desaprobado en latín

El prestigioso Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería vuelve a estremecerse. Su anciano director Albus Dumbledore necesita convocar urgentemente a todos los profesores. Esta vez no se trata de horribles trolls desencadenados ni travesuras de elfos domésticos sino algo que toca los fundamentos mismos de la magia: los aprendices no saben recitar las fórmulas mágicas latinas. Ya es bastante doloroso para Dumbledore constatar que el elegido Harry Potter trastabille -del pelirrojo Ron se lo podía esperar- pero lo que no soporta es que Hermione, la más estudiosa de la clase, te suelte un "oculus reparo" ¡y se quede más ancha que larga!
Veamos señorita Hermione .... mmmm... ¿cuál es el acusativo de oculus? Pues en singular oculum y en plural oculos ..... y entonces ¡¡¡ cómo Ud me clava allí un oculus !!!
Y se puede pasar eso de "avis" para hacer aparecer pájaros de la varita mágica, pero si les ordenas atacar ¿por qué usa oppugno, que es la primera persona de indicativo? Veamos.... si se da una orden se usa ... el imperativo.
Y como son varios pájaros se usará .... la segunda persona plural.
Y entonces diremos .... oppugnate, o sea, atacad.
Y estos son los errores leves pues hay otros casos que destrozan los oídos y gramaticalmente casi no hay por donde cogerlos como "colloportus", "petrificus totalus", "lumos solem", etc., etc.
El problema es grave pues hasta los profesores patinan, como el petulante Gilderoy Allock, que conjuga el verbo deponente "obliviscor" (olvidar) con un mágico e inexistente "obliviate".
De todos modos, parece que aunque fallen las palabras, si la voluntad es poderosa, el conjuro surte efecto, así que, estimados alumnos de Hogwarts, (movimiento de varita) "obliviate" el latín que habéis aprendido allí.

J. K. Rowling, la autora de la exitosa serie "Harry Potter". Foto de Daniel Ogren.


Una anotación final en descargo de la autora.
J.K. Rowling se presentó en el Edinburgh Book Festival (domingo 15 de agosto del 2004) para la promoción de su libro “Harry Potter y la Orden del Fenix” y respondió preguntas de sus fan. Transcribo una pregunta sobre este asunto:

En tus libros hay un montón de latín en los conjuros. ¿Hablas latín?
There is a lot of Latin in the spells in your books. Do you speak Latin?
Sí. En casa hablamos en latín [risas]. Y casi siempre. Y para descansar un poco hablamos un rato en griego.
Yes. At home, we converse in Latin [laughter]. Mainly. For light relief, we do a little Greek.
Mi latín es fragmentario, por decir lo menos, pero en realidad no hay problema porque los antiguos conjuros a menudo están en un latín vulgar: una graciosa mezcla de lenguas misteriosas que se manifiesta en los conjuros. Así es como yo lo uso.
My Latin is patchy, to say the least, but that doesn't really matter because old spells are often in cod Latin a funny mixture of weird languages creeps into spells. That is how I use it.
A veces te tropezarás con algo en mi latín que es, por lo general de modo casual, gramaticalmente correcto, pero eso es una rareza.
Occasionally you will stumble across something in my Latin that is, almost accidentally, grammatically correct, but that is a rarity

La entrevista completa (en inglés) puede leerse en este enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada