sábado, 31 de marzo de 2012

Pange Lingua: pronunciación y traducción

Es uno de los himnos eucarísticos medievales que todavía sigue usándose con cierta frecuencia en la liturgia católica actual.
Su autor es el famoso teólogo Tomás de Aquino (1225-1274), quien la escribió el año 1264 por encargo del papa Urbano IV. Ese año había ocurrido un milagro en Bolsena (ciudad italiana en la región del Lazio): durante la misa, en el momento de la fracción de la hostia, ésta había sangrado abundantemente empapando el caliz y los corporales. Ese milagro y las revelaciones de la monja belga Juliana de Cornillon movieron al Papa a instaurar la fiesta del Corpus Christi, encargándose a Tomás de Aquino la elaboración de los textos litúrgicos de la nueva festividad.
Tomás de Aquino se inspiró para la elaboración del Pange Lingua en un texto de Claudio Mamertino (muerto hacia el 473), autor de escritos teológicos e himnos litúrgicos, entre los cuales estaba uno dedicado a la pasión de Cristo, que comienza así: Pange lingua gloriosi proelium certaminis.(PL 53, Hymnus de passione Domini), aunque erróneamente muchos por mucho tiempo lo atribuían a Venancio Honorio, un poeta de la Italia merovingia del s. VI.
También los versos genitori genitoque procedenti ab utroque, son tomados prestados de un himno para Pentecostés de Adam de San Víctor (finales del s. XII).


"Retable de l'agneau mystique" (1432) de Hubert y Jan Van Eyck. En la Catedral de san Babón, Gantes.

En la liturgia suele cantarse con una melodía gregoriana, aunque también existen composiciones polifónicas de músicos renacentistas como Josquin des Prez, y del Romanticismo como Anton Bruckner.
A continuación presento el texto latino, resaltando en negrita la sílaba que lleva el acento (sólo en las frases de tres o más sílabas) y colocando en la columna central cómo deben sonar las palabras que no siguen las reglas de pronunciación castellana:

Pange, lingua, gloriosi
Corporis mysterium
Sanguinisque pretiosi,
quem in mundi pretium,
fructus ventris generosi,
rex effudit gentium.
Pan-ye
.....
san-güi-nís-cue; pred-sio-si
cuem; pred-sium
ye-ne-ró-si
yen-tium
Canta, oh lengua, del glorioso
cuerpo el misterio
y el de la sangre preciosa,
que para rescate del mundo
el fruto de un noble vientre,
el rey de las naciones, derramó.
Nobis datus, nobis natus
ex intacta Virgine,
et in mundo conversatus,
sparso verbi semine,
sui moras incolatus
miro clausit ordine.
. . . .
vír-yi-ne
. . .
. . .
. . .
. . .
Dado a nosotros, nacido para nosotros
de una virgen intacta,
vivió en el mundo
esparciendo la semilla de la palabra,
y el tiempo de su residencia
lo concluyó de modo admirable.
In supremæ nocte cenæ,
recumbens cum fratribus,
observata lege plene,
cibis in legalibus,
cibum turbæ duode
se dat suis manibus.
su-pre-me; che-ne
...
le-ye
chi-bis
chi-bum, tur-be; duo-de-ne
. . .
En la noche de la última cena,
reclinado con sus hermanos,
observada plenamente la ley
en la comida de la Ley,
como alimento del grupo de los doce
se entrega con sus manos.
Verbum caro, panem verum
verbo carnem efficit,
fitque sanguis Christi merum,
et si sensus deficit,
ad firmandum cor sincerum
sola fides sufficit.
. . .
ef-fi-chit
fit-cue; san-güis, Kristi
de-fi-chit
sin-che-rum
suf-fi-chit
El Verbo hecho carne, un pan verdadero
convierte en su carne con su palabra,
y el vino se vuelve sangre de Cristo;
y si los sentidos fallan,
para reafirmar el corazón sincero
la sola fe basta.
Tantum ergo sacramentum
veneremur cernui;
et antiquum documentum
novo cedat ritui;
præstet fides supplementum
sensuum defectui.
. . .
chér-nu-i
an-ti-cu-um
che-dat; rí-tu-i
. . .
sén-su-um; de-féc-tu-i
Así pues tan gran sacramento
veneremos inclinados;
y el Antiguo Testamento
ceda paso al nuevo rito;
la fe preste auxilio
a la debilidad de los sentidos.
Genitori Genitoque
laus et iubilatio,
salus, honor, virtus quoque
sit et benedictio;
procedenti ab utroque
compar sit laudatio.
ye-ni-to-ri; ye-ni-to-cue
la-us; yu-bi-lad-sio
cuo-cue
be-ne-dic-sio
pro-che-den-ti; u-tro-cue
lau-dad-sio
Al Progenitor y al Primogénito
loas y cantos de júbilo,
también salud, honor, fuerza
y bendición,
y Aquél que procede de ambos
tenga la misma alabanza.
Amen.

Amén.

Aunque mucho podría escribirse para explicar este himno lleno de referencias teológicas (no en vano fue escrito por el teólogo más célebre de la Iglesia católica), sin embargo sólo aclararemos las dudas que más patentes se pueden presentar al lector moderno.
El sentido de la primera estrofa queda más claro si nos liberamos de la traducción línea por línea: "Canta, oh lengua, el misterio del glorioso cuerpo y el de la sangre preciosa, la cual el fruto de un vientre generoso, el rey de las naciones, derramó para rescate del mundo". Nótese que "fruto de un vientre generoso" equivale a "hijo de María", mientras que "rey de las naciones" es Jesús como Señor glorificado: el misterio del débil y humilde hombre que es Dios todopoderoso. En seis breves versos Tomás propone encarnación, redención y eucaristía.
Al final de la segunda estrofa se hace referencia al "modo admirable" en que concluyó la vida terrena de Jesús y con ello se refiere a la institución de la Eucaristía (en la última cena) y su pasión, lo cual en teología son vistos como un todo unitario.
En la tercera estrofa se refiere a la ley del Antiguo Testamento que ordenaba la celebración de la Pascua (como celebración de la salida de Egipto): en los evangelios se pone énfasis en el hecho que Jesús cumplió esa norma y luego instituyó la eucaristía, y por lo tanto que se trata de dos ritos diferentes, reemplazando el nuevo al antiguo (tal como se dice en la quinta estrofa).
Los primeros versos de la cuarta estrofa  quedan un poco oscuros con la traducción línea a línea. Léase así: "El Verbo hecho carne (o sea un hombre mortal) convierte con su palabra un pan verdadero en su carne ..."
En la cuarta y quinta estrofa hay referencia a la "debilidad de los sentidos" pues se supone que aunque vemos pan y vino se debe creer que es el cuerpo y sangre de Cristo.
Finalmente en la última estrofa se hace referencia, sin nombrarlo, al Espíritu Santo, que según el Credo es quien "procede del Padre y del Hijo", con lo cual se cierra todo el himno con una invocación a la Trinidad.

20 comentarios:

  1. Me alegro que te sea de utilidad. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Queria saber la traduccion de este himno tan hermoso, gracias mil Dios los bendiga estoy muy feliz por esto, gracias de nuevo.....
    Rebeca M de Cantu

    ResponderEliminar
  3. Anton Bruckner es un compositor del Romanticismo (siglo XIX).

    ResponderEliminar
  4. Muy buen aporte, para los que nos gusta el latin pero no lo conocemos a fondo, esta deberia ser la la lengua universal y no el ingles, es la madre de mas de 5 idiomas importantes en la actualidad, ademas de ser el lenguaje oficial de la iglesia cristiana desde sus comienzos. Por ultimo, esta cancion, en melodia gregoriana, inspira meditacion y reflexion tan solo con escucharla y sin conocer su letra

    ResponderEliminar
  5. Sin duda el "Pange Lingua" en gregoriano está entre las más hermosas melodías que todos deben poder saborear, oyéndola y entendiéndola.

    ResponderEliminar
  6. Hola Pedro León, me gustaría aprender unpoco de latín, oraciones claro, alguna se, ya, del santo rosario, pero es dificil para mi, tengo casi 58 años. Bueno ya se verá. gracias por tu ayuda

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias, ojalá pueda aprender muchas oraciones.

    ResponderEliminar
  8. En el artículo "Oraciones en latín: Pronunciación" (15/11/2012) puedes descargar un PDF con una recopilación de las oraciones latinas más populares

    ResponderEliminar
  9. Muchas Gracias por la generosidad de publicar Pange lingua

    ResponderEliminar
  10. Gracias me ayudo a algunas correcciones, Dios le bendiga.

    ResponderEliminar
  11. Perdón no entendí lo de las palabras problematicas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con "palabras problemáticas" me refería a las palabras que no se pronuncian como en castellano. Por ejemplo en el primer renglón aparece como "problemática": "pange = pan-ye" mientras que "lingua" y "gloriosi" se pronuncian exactamente como en castellano. Gracias por la pregunta: voy a cambiar esa frase.

      Eliminar
  12. Usted, dueño de este muy buen blog, ME HA HECHO PERDER TODO EL DÍA... ENAMORADA EN ESA BELLÍSIMA OBRA DE El Políptico de Gante, la obra de arte más robada de la historia: por lo menos ha sido robada diez veces desde el siglo XIV a la fecha.Muchas gracias por brindar algo tan bueno como su ayuda a la lengua Latina y haberme regocijado con algo tan bueno como el Políptico de Van Eyck.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta el latín, pero si lo mezclas con historia, arte y música uno puede perderse horas y días: a mí también me ha pasado y estoy muy contento por cada minuto que gasto en ello. :)

      Eliminar
  13. Gracias Pedro, la traducción es estupenda, Dios lo bendiga.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por la traducción. Escucharla después de comulgar te transporta al mismo paraíso.

    ResponderEliminar
  15. gracias. por la traducción del Pange Lingua y por la explicacion

    ResponderEliminar